curso educacion afectivo sexual

EL  SEXO

El sexo o proceso de sexuación no puede ser explicado con un solo concepto, porque implica el proceso a través del cual uno se diferencia en uno u otro sexo y posteriormente toma conciencia de su diferenciación como ser sexuado.

    Es un proceso compuesto por una serie de pasos concatenados que se producirán a través de diferentes niveles. Es aquello que nos diferencia, en cuanto a los «modos», a los hombres, a las mujeres y a los demás estados intersexuales (casos de hermafroditismo, distintos síndromes...), en cuanto a los «matices» nos diferenciamos en heterosexuales y homosexuales (aquí podríamos hablar de diferentes grados entre ambos extremos, y quizá incluso de bisexualidad), y las «peculiaridades» propias de cada persona, de cada ser, lo que dará una significación autobiográfica e irrepetible al hecho.

Diversos autores como Money, Hampson y Hampson, acuñaron en 1.955 la fórmula de los siete sexos:

 

1) El patrón de sexo cromatínico,

2) El sexo gonadal morfológico,

3) El sexo hormonal,

4) El sexo morfológico genital externo,

5) El sexo de las estructuras reproductoras internas,

6) El sexo de asignación en el nacimiento y

7) El sexo psicológico o rol genérico.

Nosotros hablaremos de estos procesos al que añadiremos la diferenciación sexual cerebral que va a ser determinante en la diferenciación prenatal y también en la pubertad.

LA SEXUALIDAD

La sexualidad ha de ser entendida como el resultado vivencial del proceso de sexuación. Es la realidad sexual humana (el «Hecho Sexual Humano») en cuanto vivida por el sujeto sexuado.

La sexualidad, es por tanto, una dimensión de nosotros/as mismos/as como seres sexuados, que no podemos reducir a la función reproductora, ni a la erótica o conductas sexuales, sino que está presente en nuestras vidas en todo momento, en toda relación que tengamos, sea con cariz sexual o no.

La sexualidad humana, como vivencia, tiene numerosas funciones: de comunicación, de ternura, de expresión de sentimientos, de deseos, emociones, fantasías, caricias, es lúdica, placentera, orgásmica y si se desea reproductora. Estas funciones relacionales, determinan la forma en que vivimos nuestra realidad sexuada, y ello se manifiesta en la forma en que nos relacionamos con nosotros/as mismos/as y con los demás. Tiene mucho que ver con la aceptación de nuestra propia sexualidad, de nuestra propia imagen corporal, de nuestros deseos, sentimientos, de nuestra identidad sexual como hombres, como mujeres o como algún otro estado intersexual, de la forma en que nos relacionamos con los demás, ya sea como homo o heterosexuales. Estas vivencias como seres sexuados, se expresarán a través de unas conductas, unos gestos, unas fantasías, que determinarán nuestra erótica, nuestras conductas erótico-amatorias.

 

Sexo morfológico: genitales internos y externos

DESARROLLO DE GENITALES INTERNOS
El único efecto directo conocido del cromosoma Y sobre el desarrollo sexual, es la producción del antígeno H-Y y el consiguiente desarrollo de testículos,  una vez que se han desarrollado las gónadas, como ya hemos visto, se inician una serie de procesos que determinaran el sexo del individuo, estos procesos son  dirigidos por hormonas segregadas por las gónadas y más adelante también por otras glándulas endocrinas.

Estas hormonas afectan al desarrollo y a la conducta sexual de dos maneras:

- Durante el desarrollo prenatal ejercen efectos organizadores, los cuales influyen en el desarrollo de los órganos sexuales y del sistema nervioso central.
- La segunda manera es ejerciendo un efecto activador, por ejemplo activan la producción de esperma, posibilitan la erección y eyaculación,  e inducen la ovulación, como es lógico estos efectos activadores son diferentes en los dos sexos.

Las gónadas embrionarias, antes de la séptima semana, son «unisexuales», pero a la vez «bipotenciales», es decir capaces de asumir una de las dos formas; sin embargo los órganos sexuales internos son bisexuales, es decir, todos los embriones contienen los precursores de los órganos sexuales tanto femenino como masculino, en cambio durante el tercer mes de embarazo sólo se desarrollará uno de ellos, el otro desaparece. El precursor de los órganos sexuales femeninos internos se denomina sistema de Müller y el de los órganos masculinos internos se llama sistema de Wolff.

 

Efectos activadores de las hormonas sexuales sobre la conducta

A pesar de que la mayoría de los experimentos y estudios en este campo se han hecho con animales, especialmente roedores, también disponemos de información sobre el comportamiento de las personas cuando sus niveles hormonales están alterados, porque como hemos visto al principio, en los humanos en general, la conducta sexual, se ve influida o afectada, pero no controlada por las hormonas, al contrario de lo que sucede con los demás animales, por ejemplo, la mayoría de las mujeres no muestran cambios marcados en su respuesta sexual durante el ciclo menstrual, con esto tampoco queremos anular completamente cierta influencia que si existe,  porque en general es más probable  que las mujeres, en el momento de la ovulación, tengan una mayor receptividad sexual, y esta diferencia por ejemplo no aparece en mujeres que toman la píldora, porque ésta impide la ovulación.

Otro ejemplo lo vemos en que a mujeres que se les ha practicado una extirpación de sus ovarios, siguen demostrando interés sexual; la pérdida de estradiol, puede producir sequedad vaginal,  y como consecuencia que el coito generalmente sea doloroso,  pero este efecto sería indirecto sobre la conducta sexual.

 

Cambios en la figura corporal: pubertad

La pubertad se caracteriza por una serie de cambios al final de los cuales la persona adquiere las características propias de una persona adulta: menstruación, formación del semen, capacidad reproductora, estructura corporal adulta con los órganos sexuales maduros, al igual que con las características secundarias. En una palabra, se alcanza la madurez sexual.

El inicio del desarrollo puberal es variable de unos individuos a otros, aunque la media se sitúa de los 10,5 años en las chicas y los 11,5 años en los chicos. La duración de este período suele ser de 3 ó 4 años.

Los principales cambios que se producen son:

a) En los chicos:

- Crecimiento de los órganos genitales (testículos y bolsas escrotales).
- Aparición del vello púbico.
- Casi un año más tarde, se inicia el crecimiento del pene (longitudinal y de volumen), mientras continúa el aumento del tamaño testicular.
- Crecimiento del vello axilar y más tarde la aparición del vello por el resto del cuerpo.
- Hacia los 14,8 años se inicia la producción de esperma.
- Aparición de la barba y olor corporal característico.
- Otros cambios: voz grave, acné, modificaciones musculares y óseas.
- Eyaculaciones.
- Posibilidad de espermatogénesis completa.

b) En las chicas:

- Desarrollo del tejido mamario subareolar, haciéndose visible un pequeño montículo que se denomina «botón del pecho».
- Aparición de vello axilar y/o pubiano.
- Aumento del tamaño de ovarios, trompas y útero.
- Aumento de la vagina con alargamiento y engrosamiento de las paredes.
- El endometrio se vuelve proliferativo y aparece la secreción mucoide.
- Desarrollo de los labios mayores y menores y cambios en la mucosa genital.
- Desarrollo vascular del clítoris.
- Primera menstruación o menorquín, alrededor de los 12 años, aún pasará un tiempo antes de que aparezcan ciclos irregulares y ovulatorios, aunque sí existe la posibilidad de reproducción.
- Crecimiento corporal y modificación de la cantidad y distribución del tejido adiposo, tendencia a redondearse el contorno corporal, sobre todo en la zona de las caderas y pelvis.
- Las gónadas quedarán bajo el control neuroendocrino.

En relación con los hombres y los niveles de testosterona, podemos empezar diciendo que en hombres sanos, entre los dieciocho  y más o menos los sesenta años sus niveles de testosterona oscilan entre trescientos cincuenta mil nanogramos por cien mililitros de sangre, y las diferencias individuales que se observan parece que no influyen en la conducta sexual.

 

El sexo de los órganos sexuales de un feto, se determina dependiendo si hay o no testículos, si hay testículos se desarrolla el sistema de Wolff y si no, lo hace el sistema de Müller. Es decir, las células del sistema de Wolff no se desarrollan a menos que una hormona las estimule, en cambio el sistema de Müller no necesita ningún estímulo para desarrollarse.

Los testículos segregan dos clases de hormonas:

- Sustancia inhibidora de Müller (hormona antimülleriana), es una hormona peptidica que impide precisamente que se desarrolle ese sistema, es decir ejerce un papel desfeminizante.
- Andrógenos, principalmente la testosterona, que lo que hacen es estimular el sistema de Wolff es decir, ejerce en este caso un papel masculinizante.

 

Inquietudes como consecuencias de los cambios corporales

Todos estos cambios tienen una serie de repercusiones en los chicos y chicas acerca de cómo funciona su cuerpo, para qué sirven todos estos cambios, cuál es su finalidad. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de inquietudes como consecuencia de los cambios corporales y de los que vamos a hablar a continuación. La mayor parte de las veces se debe a un desconocimiento acerca de su propia anatomía y del funcionamiento del propio cuerpo.

a) En los chicos:

-Temor de una anomalía de los órganos genitales:

-Tamaño del pene: Pensamientos acerca de tener el pene pequeño y temor de que ello le impida tener relaciones sexuales, sobre todo coitales, con «normalidad». En este caso, habría que explicarles que la mayoría de los penes son más o menos del mismo tamaño en estado de erección, así que aquellos que aparentemente son más pequeños en estado de reposo, cuando están erectos son similares a aquellos que parecen más grandes cuando están «relajados». Y que la sensación de placer que se tiene en una relación erótica, no está en función del tamaño del pene.

-Forma del pene: En estos casos, hay que explicarles a los chicos que pueden existir diferencias entre unos penes y otros, pues unos estarán recubiertos por el prepucio del glande, mientras que otros no. En algunos casos, este prepucio no se podrá retirar, por lo que será necesaria una pequeña intervención, para que esto sea posible. Ocurre como en el caso de la vulva de las chicas, hay muchas vulvas diferentes en cuanto a su color, la forma de los labios mayores y menores, etc.

 

Ovulación y menstruación

El óvulo maduro es una célula redonda de 0,2 milímetros de diámetro, el tamaño de un grano de arena, aproximadamente. Su interior se halla constituido por el citoplasma, elemento portador de la vitalidad de la célula, en donde se encuentran las mitocondrias. Su núcleo se encuentra alejado del centro, y en su interior está el nucleolo o corpúsculo nuclear. En la parte exterior, el óvulo se halla rodeado por una membrana espesa y brillante alrededor de la cual hay una corona de células epiteliales. Se trata de células foliculares.

Para que un óvulo pueda ser fecundado requiere un proceso de maduración. Partimos de las primeras células sexuales femeninas que se denominan oogonias. Al nacer, una niña tendrá entre 200 y medio millón de oogonias en ambos ovarios, aunque de éstas sólo 300 ó 400 lograrán su maduración, a lo largo de su vida fértil. Crecen convirtiéndose en óvulos no maduros, oocitos de primer orden o primarios, que se hallan rodeados tan sólo de un estrato aplanado de células envolventes o foliculares. Al llegar a la madurez sexual (pubertad), las células epiteliales foliculares se multiplican hasta rodear al huevo formando varias capas, y éste empieza a aumentar de tamaño. Entre las células foliculares comienza a segregarse un líquido folicular, que contiene una de las dos hormonas sexuales femeninas más importantes (estrógenos), que estimulan el desarrollo de los órganos genitales femeninos y otras características físicas. El conjunto del folículo se denomina folículo de Graaf. La progresiva secreción de líquido da lugar a que las células epiteliales del folículo se dividan en dos grupos: uno que tapiza la cara interna de la formación vesicular constituida poco a poco por el folículo y otro, que rodea internamente al huevo.

 

Formación del semen y eyaculación

El espermatozoide consta de cabeza, cuerpo y cola. Tiene una longitud de unos 0,06 milímetros. La cabeza tiene forma oval, la parte inferior contiene el núcleo, portador de la herencia genética. La parte media, el cuerpo, constituye el verdadero motor del espermatozoide. Su estructura está formada por un disco transversal del que parte el eje que va a lo largo de la cola y durante una porción de la misma está recubierto por una espiral terminada en forma de anillo. La cola ejecuta movimientos ondulatorios que le permiten acceder y penetrar en el óvulo. La movilidad del espermatozoide va a depender del líquido que lo rodea (fluido vaginal o trasudado, moco cervical, líquido seminal y prostático), orientándose siempre contra corriente. Cuánto más húmedo sea el medio en que los espermatozoides están inmersos, mayor movilidad tendrán y por tanto mayor facilidad para llegar al cuello uterino y a las trompas de Falopio y así fecundar el óvulo y por tanto que haya embarazo.

En el hombre sexualmente maduro, los espermatozoides se forman con regularidad, al contrario que los períodos cíclicos de la ovulación en las mujeres. El proceso de maduración pasa por diferentes etapas. Partimos de las primeras células sexuales masculinas denominadas espermatogonias, que son células con núcleos redondos que parecen asentadas en una estructura de células granulosas que forman el contenido de los canículos testiculares de los recién nacidos. Las células germinales primarias conservan su poder de división durante toda la madurez sexual. Las células primarias se transforman en otras más grandes y redondas. Cada cuatro células redondas seminales proceden de una células gruesa madre, el espermatocito. El espermatocito, se divide primeramente en dos espermátides, y cada uno de éstos vuelve a dividirse, a su vez, en otras dos. Es decir, de cada espermatocito, salen cuatro espermátides. Este proceso tiene lugar en el epitelio o túbulo seminífero. La célula seminal no madura tiene que sufrir todavía una metamorfosis hasta convertirse en espermatozoide, proceso de maduración que tendrá lugar en los epidídimos.


Autoconcepto

El autoconcepto se refiere a una teoría que cada cual construye acerca de sí mismo/a, le hace ser consciente de la visión que se tiene de uno/a mismo/a y de las diferencias respecto a los demás, que le hacen ser un individuo único e irrepetible.

El autoconcepto es el resultado de todo el proceso de identificación que se realiza a lo largo de la infancia, y que ha de retomarse en sucesivas etapas. El sexo y el género son parte fundamental de este autoconcepto. El sexo, como identidad sexual o de género (resultado del proceso de sexuación), se reafirma, la persona siente que pertenece al sexo masculino o al sexo femenino, se sienten hombre o mujer y así se viven, se relacionan, se expresan a través de sus comportamientos o roles sexuales o de género (resultado del aprendizaje por medio de los diferentes modelos con los que se han ido encontrando). A estos se les añaden otros roles sociales, característicos de cada sociedad y de cada época, a través de los que nos desenvolvemos en la sociedad, como personas pertenecientes a un país, a una cultura, a una raza determinados.


Reafirmación de la identidad sexual

Como ya dijimos, es en esta etapa cuando se reafirma la identidad sexual. Como vimos, el ser humano empieza a ser consciente de su identidad sexual a partir de los tres años, primero en base a los roles de género asumidos por sus figuras cuidadoras, por sus modelos, y al aspecto externo, para después descubrir que es algo que permanece constante a lo largo de la vida.

Esta reafirmación no suele ser problemática pues la identidad sexual o de género suele corresponderse con el sexo biológico. Las dificultades aparecen en aquellos casos en los que la asignación sexual, en la que se basa la identidad sexual, ha sido dudosa, porque la persona tiene alguno de los síndromes o casos de hermafroditismo de los que hablamos, es decir, es alguno de los estados intersexuales que pueden existir, lo que dificulta su clasificación en cuanto hombre o en cuanto mujer; pero tomando las medidas oportunas, tampoco tienen por qué presentar problemas a partir de la pubertad, siempre que se hiciese esa asignación de la mejor forma posible, siguiendo las recomendaciones que comentamos en su momento. Si bien es cierto, que nos encontraremos con casos en que dicha asignación no se corresponde con lo que ahora siente esa persona respecto a su identidad personal. Caso en los que la persona ha vivido las primeras etapas de su vida creyendo que era un chico, y de repente a partir de la adolescencia, se le desarrollan las mamas, o casos inversos. En estas situaciones cabe plantearse si convendría realizar una reasignación de sexo o no, porque no es una situación que se pueda tomar a la ligera, pues tiene repercusiones en la vida futura de esa persona.  Pero probablemente sea la propia persona la que admita pertenecer a uno u otro sexo, según sus sentimientos de identidad sexual.


Nociones básicas sobre anomalías y malformaciones

Si bien es cierto que la mayor parte de las muertes maternas se producen en países subdesarrollados, aquellos en los que no existen medios suficientes para hacer un seguimiento del embarazo y las futuras madres apenas reciben atención médica, además de que las condiciones sanitarias son mínimas.

En los países desarrollados, el seguimiento del embarazo y la asistencia en el momento del parto son un hecho, lo cual beneficia no sólo a la salud de la madre, sino la del feto. Ante este hecho, podemos clasificar a las gestantes según el grado de riesgo que presentan en su embarazo y la posibilidad de llevarlo a término con éxito. Cuánto mayor riesgo presenta un embarazo, mayor seguimiento recibirá por parte de los profesionales médicos, más pruebas se realizarán para determinar en cada momento la salud del feto y de la madre. Todo ello forma parte de los recursos con que cuentan los servicios de obstetricia.

Las anomalías de las que hablaremos, se refieren, a aquellas que tienen lugar a lo largo de los niveles del proceso de sexuación: genético-cromosómico, gonadal, hormonal, genital, y también las que se producen en el momento del parto. Sin olvidar otras debidas a hábitos nocivos de la madre durante el embarazo: drogas, alcohol, tabaco, mala alimentación (por déficit o exceso), que son perjudiciales para el feto y que pueden ocasionar un menor desarrollo del mismo. También algunas enfermedades que puede padecer la gestante son dañinas para el bebé, como es el caso de la rubéola, enfermedades de transmisión sexual, diabetes... Una maternidad tardía, más allá de los treinta o treinta y cinco años, sobre todo en el caso de la primerizas, parece ser un factor a tener en cuenta.

Las medidas de que disponen los servicios de ginecología y obstetricia para prever las posibles dificultades o anomalías que puede sufrir el feto durante el embarazo son:

- La ecografía: sirve para diagnosticar muchos defectos congénitos (hereditarios o producidos en el proceso de sexuación).
- Amniocentesis: consiste en la extracción de líquido amniótico, que es el que rodea al feto en el interior del útero. Su extracción se realiza a través del abdomen de la madre y de su útero. Sirve para diagnosticar defectos congénitos.
- Biopsia: puede realizarse incluso antes que la amniocentesis y con la misma finalidad, aunque presenta mayor riesgo de que se produzca un aborto después de realizarla, por lo que sólo es aconsejable en aquellos casos en los que se tiene sospecha de un embarazo de riesgo.
- Funiculocentesis: se trata de la obtención de sangre fetal, se extrae entre las dieciocho y veinte semanas de gestación. Está indicado para aquellos casos en los que ha podido haber algún tipo de infección del tipo de la rubéola, y también para enfermedades metabólicas.

curso educacion sexual

No son métodos anticonceptivos

Antes de comenzar, decir que hay determinadas prácticas que la gente cree que son anticonceptivas, quizá por falta de información, o por ciertos mitos que circulan, pero no lo son, a pesar de que la gente los siga utilizando, aunque luego se lleven alguna sorpresa. En este apartado incluimos los lavados genitales después de las relaciones sexuales, el realizar el coito de pie, la eyaculación cerca de la vagina, las relaciones durante la lactancia o la menstruación y el tan utilizado coito interrumpido.

LAVADOS VAGINALES
Se realizarían después del coito bajo el supuesto de que la alteración del medio vaginal, volviéndolo más ácido, se convertirá en un medio hostil para la supervivencia de los espermatozoides. Pero su efectividad no es tal, puesto que los espermatozoides alcanzan rápidamente el cuello del útero, a pesar de los lavados. Y además son perjudiciales porque alteran la flora vaginal.

COITO INTERRUMPIDO
Es quizá el «truco» más antiguo que se conoce y que consiste en retirar el pene justo antes de la eyaculación, para que ésta se produzca fuera de la vagina, es lo que se conoce como «marcha atrás». Pero muchas veces esta eyaculación se produce a la entrada misma de la vagina, con lo cual los espermatozoides, al estar en un ambiente húmedo (semen y flujo  vaginal) pueden llegar a la vagina y al cuello uterino, sin olvidar que el líquido que aparece antes de la eyaculación, segregado por las glándulas de Cowper, puede contener algunos espermatozoides.

Este procedimiento exige mucho control por parte del chico, para retirar del pene a tiempo o para controlar su eyaculación, algo todavía más difícil. Como consecuencia se corta bruscamente la excitación, quedando la zona pélvica congestionada, por lo que la repetición de esta práctica puede llegar a producir congestiones pelvianas y originar fuertes dolores. También puede ocasionar frustración en su pareja, pues supone una parada brusca cuando mejor se lo están pasando.

curso sexualidad

 

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

 

MEDIADOR/A SOCIAL EN

 

EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

 


Duración: 200 horas. Un año para realizarlo, sin tiempo mínimo.
Matricula: 150 euros (+ envio+4%iva)

¡¡Oferta hasta nuevo aviso: 75 euros (+ envio+4%iva)!!

MATRICULA ABIERTA TODO EL AÑO.
DIPLOMA acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificacion

 


Material didáctico:
- Guia Didáctica
- Manual, 318 págs
.

 

 

 

CONTENIDOS:

 

UNIDAD DIDÁCTICA 1. EL HECHO SEXUAL HUMANO
1. SEXO
2. SEXUALIDAD
3. ERÓTICA


UNIDAD DIDÁCTICA 2. PROCESO DE SEXUACIÓN

1. NIVEL ANATÓMICO
1.1. Sexo genético-cromosómico
1.2. Sexo gonadal
1.3. Sexo morfológico: genitales internos y genitales externos
2. NIVEL FISIOLÓGICO: MECANISMOS NEUROENDOCRINOS
2.1. Eje hipotalámico-hipofisario: hormonas implicadas
2.2. Efectos activadores de las hormonas sexuales sobre la conducta
3. NIVEL CEREBRAL: SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
3.1. Mecanismos medulares
3.2. Mecanismos cerebrales
4. SEXO DE ASIGNACIÓN
5. SEXO PSICOSOCIAL

UNIDAD DIDÁCTICA 3. SEXUALIDAD INFANTIL

1. DEL NACIMIENTO A LOS DOS AÑOS
2. DE LOS DOS A LOS SEIS AÑOS
3. DE LOS SEIS A LOS DIEZ/DOCE AÑOS

UNIDAD DIDÁCTICA 4. CAMBIOS CORPORALES Y AUTOCONCEPTO

1. CAMBIOS CORPORALES
1.1. Cambios en la figura corporal: pubertad
1.2. Nociones de anatomía femenina y masculina
 1.2.1. Anatomía femenina
 1.2.2. Anatomía masculina
1.3. Inquietudes como consecuencia de los cambios corporales
1.5. Formación del semen y eyaculación
2. HÁBITOS DE HIGIENE Y CUIDADO PERSONAL
3. CAMBIOS PSICOLÓGICOS
3.1. Autoconcepto
3.2. Autoimagen y autoestima
3.3. Reafirmación de la identidad sexual
3.4. Consolidación de la orientación del deseo
 
UNIDAD DIDÁCTICA 5. FECUNDACIÓN, EMBARAZO Y PARTO
1. LA FECUNDACIÓN
2. EL EMBARAZO
2.1. Nociones básicas sobre anomalías y malformaciones
3. EL PARTO
4. LOS CUIDADOS DEL RECIÉN NACIDO
5. LA REPRODUCCIÓN, UNA FUNCIÓN DE LA SEXUALIDAD
 
UNIDAD DIDÁCTICA 6. ANTICONCEPCIÓN Y ABORTO
1. MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS
1.1. No son métodos anticonceptivos
1.3. Métodos de barrera
1.4. Métodos de anticoncepción hormonal
1.5. Métodos intrauterinos
1.6. Métodos quirúrgicos
2. ABORTO Y RU-486
3. CENTROS DE ORIENTACIÓN/PLANIFICACIÓN FAMILIAR
4. OTROS SERVICIOS DE INFORMACIÓN Y FORMACIÓN
 
UNIDAD DIDÁCTICA 7. RIESGOS ASOCIADOS A LA SEXUALIDAD
1. EMBARAZOS NO DESEADOS
2. ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL
3. SIDA
3.1. Vías de transmisión y prácticas de riesgo
3.2. Medidas preventivas
3.3. Aspectos médicos, psicosociales y actitudes ante el SIDA
4. AGRESIONES SEXUALES
4.1. Abuso sexual
4.2. Violación sexual
4.3. Acoso sexual
4.4. Exhibicionismo
 
UNIDAD DIDÁCTICA 8. RESPUESTA SEXUAL HUMANA
1. DESEO
2. EXCITACIÓN
3. ORGASMO
4. RESOLUCIÓN
 
UNIDAD DIDÁCTICA 9. DIFICULTADES DE LA ERÓTICA
1. FASE DEL DESEO
1.1. Deseo sexual inhibido en el hombre y en la mujer
2. FASE DE EXCITACIÓN
2.1. Falta de excitación en la mujer: frigidez
2.2. Falta de excitación en el hombre: impotencia
3. FASE DEL ORGASMO
3.1. Eyaculación retardada e incapacidad eyaculatoria
3.2. Eyaculación precoz
3.3. Dificultades en el orgasmo de la mujer
4. DIFICULTADES RELACIONADOS CON EL DOLOR
4.1. Dispareunia
4.2. Vaginismo
 
UNIDAD DIDÁCTICA 10. RELACIONES Y COMUNICACIÓN
1. ¿QUÉ SON LAS HABILIDADES SOCIALES?
2. ¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN?
3. ¿QUÉ ENTENDEMOS POR CONFLICTO?
4. RELACIONES INTERPERSONALES
4.1. Relación con los padres/madres
4.2. Relación con los iguales y la pareja
4.2.1. Conductas eróticas más frecuentes
4.2.2. Otras conductas peculiares: sadismo, masoquismo,
voyeurismo, zoofilia, necrofilia
4.3. Afectos
 
UNIDAD DIDÁCTICA 11. SEXUALIDAD EN LA EDAD ADULTA, VEJEZ Y DISCAPACITADOS
1. SEXUALIDAD EN LA EDAD ADULTA
1.1. Primer preiodo de la edad adulta (18-30/40 años)
1.2. Segundo periodo de la edad adulta (40-50/60 años)
2. SEXUALIDAD EN LA VEJEZ
3. SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD
 
UNIDAD DIDÁCTICA 12. ACTITUDES DEL EDUCADOR
1. LA FIGURA DEL EDUCADOR Y LA EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL 
2. EL EDUCADOR ANTE SU PROPIA SEGURIDAD
«ASUMIENDO QUIÉN SOY»
3. EL EDUCADOR Y LA AUTENTICIDAD
4. EL EDUCADOR Y LOS PROBLEMAS ADOLESCENTES
5. EL EDUCADOR Y LAS PERSONAS CON MINUSVALÍAS
6. ESTRATEGIAS PARA RELACIONARNOS MEJOR
 
UNIDAD DIDÁCTICA 13. METODOLOGÍA EN EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL
1. ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS
2. TÉCNICAS DE TRABAJO
3. RECURSOS HUMANOS Y MATERIALES
 
EVALUACION:
-Cuestionario cerrado tipo test.
-Cuestionario de Reflexión.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion 

Guia Didáctica curso Mediador Social en educación afectivo-sexual


Compártelo en:


Síguenos en: Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger




ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es
http://animacion.synthasite.com


Apartado 3049 -36205 VIGO - España

Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03


tienda de regalos para bodas, bautizos, comuniones
Tienda de regalos para bodas, bautizos, comuniones